Rio Sena en París empezó a descender

río Sena desciende

PARIS. El nivel del río Sena en París empezó a descender el sábado tras alcanzar su cénit durante la noche, cuando marcó su nivel más alto en casi 35 años.

Sin embargo, las autoridades advirtieron que el río podría tardar diez días en volver a la normalidad, después de que las inundaciones hicieran subir las aguas a unos 4,5 metros (15 pies), por encima de la media en la capital francesa.

Las inundaciones provocadas por fuertes lluvias han provocado inundaciones en Francia, Alemania y Bélgica en la última semana.

Unas 17.000 viviendas seguían sin electricidad el sábado en la región de París y el centro de Francia.

Las autoridades también cerraron los museos del Louvre y Orsay, la biblioteca nacional y el Gran Palais, un centro de exposiciones con una espectacular cubierta de acero y cristal.

El Louvre, donde se expone la “Mona Lisa” de Leonardo da Vinci, indicó que no abriría hasta el miércoles. El personal del centro trabajaba para trasladar unas 250.000 obras de sus zonas de almacenaje en sótanos en peligro de inundación a zonas más seguras en los pisos superiores.

El museo de Orsay, conocido por su colección de arte impresionista, cerró durante el fin de semana.

Varias estaciones de tren cerraron en el centro de París y los conductores enfrentaban problemas de tráfico en la capital francesa y alrededores por las carreteras inundadas.

La agencia meteorológica francesa mantuvo las alertas por inundación en 13 regiones, la mayoría en el centro de Francia e incluyendo París.

Aunque la lluvia ha remitido en algunos puntos, se barajaban posibles inundaciones durante el fin de semana en el curso bajo del Sena, en la región de Normandía, en el oeste de Francia.