Trump socava acuerdo de amnistía para los Soñadores

trump

El precio del acuerdo es demasiado alto para los grupos defensores de los inmigrantes.

El mes pasado, los dos demócratas más poderosos en el congreso estadounidense cenaron comida china con el presidente de EE.UU. y anunciaron que habían alcanzado un acuerdo sobre inmigración.

Después de la campaña para ponerle fin a un programa de amnistía para alrededor de 800,000 inmigrantes indocumentados que vinieron a EE.UU. siendo niños pequeños, Donald Trump estaba listo para cambiar de rumbo, según Chuck Schumer, líder de la minoría en el senado, y Nancy Pelosi, su homóloga en la cámara de representantes. A los Soñadores se les permitiría permanecer a cambio de algunas reformas migratorias moderadas y muy retrasadas.

Era un acuerdo que muchos defensores de los inmigrantes tomaron como demasiado bueno para ser cierto. Y resulta que así era.

El domingo, la Casa Blanca estableció el marco para un acuerdo que les permitiría a los Soñadores quedarse, pero tendría un costo alto para otros grupos de inmigrantes. En el caso de un acuerdo para los Soñadores, EEUU contratará a 10,000 agentes de inmigración para tomar medidas enérgicas contra los cruces ilegales de la frontera, y ya no se les permitirá a los inmigrantes traer a sus familias extendidas al país con ellos. El Sr. Trump también tendrá su tan mentado muro en la frontera entre México y EEUU.

Para los demócratas y los grupos defensores de los inmigrantes, la oferta es algo inviable, aunque eso signifique más incertidumbre para los Soñadores. “No vamos a tolerar un acuerdo que ayude fundamentalmente a un grupo de inmigrantes a cambio de perseguir a otro grupo, especialmente a los niños refugiados de Centroamérica que huyen de la violencia”, afirma César Vargas, codirector de la Dream Action Coalition.

Para el Sr. Vargas, el futuro del programa de amnistía es algo personal. Él mismo es un Soñador. Él y su madre cruzaron la frontera desde México hacia EEUU cuando él tenía sólo 5 años. “Cruzamos la frontera hace casi 29 años. Ahora tengo 34. Desde entonces, he podido mantener a mi familia, graduarme de la escuela secundaria, graduarme de la universidad y convertirme en el primer abogado indocumentado en el estado de Nueva York”, dice.

Como parte de su labor de defensa, el Sr. Vargas ha estado ayudando a los Soñadores con sus trámites de documentos. Sin embargo, es evidente el efecto que el debate sobre la inmigración está ejerciendo sobre el futuro del programa. Para el 5 de octubre, más de 140,000 Soñadores debían haber renovado sus papeles para obtener una extensión de dos años de la amnistía bajo el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) instituido durante el mandato de Barack Obama. Sin embargo, más de uno de cada cuatro beneficiarios decidieron no hacerlo. Probablemente esos adultos jóvenes ahora perderán la protección que les ofrece DACA en febrero, al final del período de dos años.

Muchos de quienes optaron por no intentar renovar sus solicitudes alegan nuevas inquietudes acerca del actual clima político. El Sr. Vargas dice que él y otros activistas continuarán abogando por lo que él llama una “ley limpia y sin restricciones”. En el ínterin, tienen la intención de mantener la presión sobre los demócratas y los republicanos.

Aunque la mayoría de los demócratas y los republicanos coinciden en que se les debe conceder algún programa de amnistía a la mayoría de los Soñadores — incluso aunque, en última instancia, no se les conceda la ciudadanía — existen desacuerdos acerca de cuán generoso debería ser el acuerdo, y si debería ser parte de reformas de inmigración más amplias y, en caso afirmativo, cuáles.

El Sr. Vargas se muestra optimista de que finalmente se hallará alguna solución definitiva. Pero, entretanto, hay más incertidumbre. “Hay posibilidades para cooperar. El factor X aquí es el presidente. El factor X es cómo los republicanos van a liderar bajo una administración tan volátil”, dice.

El tiempo pasa. El período de amnistía de dos años del propio Sr. Vargas se vence en febrero de 2019.DL