Mario Vargas Llosa en la mira

mario vargas llosa

SANTO DOMINGO. El escritor peruano Mario Vargas es centro de atención en Colombia después de manifestar en un artículo de opinión que está a favor de que gane el “Sí” en el referéndum en el que se ratifica o se rechazaría el acuerdo entre el Gobierno colombiano y las FARC.

El partido del expresidente Álvaro Uribe, el Centro Democrático, manifestó su rechazo a los pronunciamientos del premio Nobel y lo invitó a leer “el acuerdo de 297 páginas para que verifique que el objetivo no es la paz”, según expresa esa organización política.

Según el diario español El País, en una carta que firman los jóvenes del partido de Uribe se explica que el acuerdo busca imponer “el modelo que ha hecho tanto daño a Cuba y a Venezuela” y llamaron a Vargas Llosa a comparar las experiencias de El Salvador y Guatemala con la de Colombia.

“No son iguales a nuestro caso porque eran insurgencias armadas contra dictaduras y no democracias afectadas por el terrorismo”, señalan.

En el artículo “El precio de la paz”, también publicado en el diario El País, el autor de la Fiesta del Chivo afirma: “Si fuera colombiano y pudiera votar, yo también votaría por el sí”.

El referéndum se realizará el próximo día 2 de octubre en Colombia.

Vargas Llosa afirma que la “única manera” de saber si funcionará o no el acuerdo “es poniéndolo en marcha”, “por difícil que sea para las víctimas y sus familias”.

En este año, el autor de “El sueño Celta” es también protagonista de una controversia en República Dominicana, en donde sectores cuestionan que al escritor se le entregue este lunes el Premio Internacional Pedro Henríquez Ureña durante la inauguración de la Feria Internacional del Libro de Santo Domingo.

El rechazo surgió desde que se anunció su selección por el Ministerio de Cultura de República Dominicana.

Los que están en contra del reconocimiento al escritor señalan que no es merecedor del premio por su fuerte crítica a la sentencia el Tribunal Constitucional de República Dominicana que define la nacionalidad dominicana.

Vargas Llosa la calificó como una “aberración jurídica y parece directamente inspirada en las famosas leyes hitlerianas de los años treinta”.

No obstante, asegura que quiere “mucho a la República Dominicana” desde que la visitó por primera vez, en 1974, para hacer un documental televisivo.

“Desde entonces he vuelto muchas veces y con alegría lo he visto democratizarse (a República Dominicana), modernizarse, en todos estos años, a un ritmo más veloz que el de muchos otros países latinoamericanos sin que se reconozca siempre su transformación como merecería”, reconoció en su columna de El País, el 3 de noviembre del 2013.