Candidatos del PLD

Orlando Gil

Orlando Gil
orlandogil@claro.net.do
AGENDAS DISTINTAS. El secretario general dice que el PLD no tiene en agenda el tema de las candidaturas presidenciales, y debe creésele. Solo que conviene distinguir entre partido, gobierno y aspirantes, y siendo así, concluir que por el momento es un asunto en manos del Palacio Nacional y de los interesados. Fue el presidente Danilo Medina quien mandó a decir con Felucho Jiménez que no pensaba presentarse de nuevo. Esto es, a las elecciones del 2020. Así, la cuestión es clara. El partido no tiene en agenda candidaturas, pero sí el presidente de la República, pues de otro modo no se hubiera adelantado y declarado fuera de juego. Pero hay algo más todavía. Gustavo Montalvo (que no puede hablar a título personal mientras sea ministro de la Presidencia) dijo que el PLD debe reciclarse y mostrar caras nuevas. Aunque usó la expresión caras nuevas, no hay porque hacerse el zoquete y no entender que realmente quiso decir candidaturas nuevas. La gente que se aposenta en la Casa de Gobierno tiene su agenda abierta y su pauta marcada. El mandatario crea el vacío (no voy) y un alto cargo se ocupa de llenarlo (caras nuevas). Partido y gobierno van por rutas diferentes y en horarios distintos…

¿CONSENSO O DESEO? .- El PLD lo dijo por boca de un miembro del Comité Político y figura importante en la tendencia de Leonel Fernández. Rafael Alburquerque dijo que en el partido se hablará de candidaturas en el 2019. O sea, un año antes de las elecciones. Falta saber si esa afirmación es producto de un consenso que no se conoce en las bases o el deseo de un parcial. Impedir que los caballos se lancen a la pista, y mantenerlos embridados o en la gatera, solo favorece a Fernández y a Medina, y Medina dijo por boca de terceros que no se presentará. Sería como dejarle a Fernández el estadio, el equipo y un nublado, de manera que gane sin competir. Por forfait. Ninguna mesa sería más deliciosa, y creadas las condiciones para una emboscada, el más noble cumplimiento de acuerdos encriptados. Aunque se duda que sea verdad tanta belleza, pues que se sepa, la mula patea y no permite que se la monte al pelo ¿Por qué otro dirigente no avala lo del 2019, si el CP se compone de 34 miembros? Fuera bueno, pues así los interesados buscan sillas, se sientan y tienen a manos botellitas de agua, ya que nada deshidrata más que la espera y el agua engaña hasta al hambre…

PENÉLOPE NO.- El aspirante que se ponga a esperar el 2019 para declararse candidato que no haga maleta. Sería igual que el viajero sin visa. Nunca abandonaría el puerto o la estación, y si sale, lo haría de polizón. Los precandidatos deben darse cuenta del truco, aunque no conozcan la identidad del prestidigitador. Cuando un tren adelanta el horario es porque la distancia es más larga. Y tiene que serlo si su destino es la comunidad de Caras Nuevas. Un candidato con posibilidades no se forja de un momento a otro, aun cuando las técnicas del marketing político ayudan y se conocen resultados extraordinarios. La fábrica de presidentes alienta a engaño desde el momento que la veda supera la producción. En una encuesta hecha a propósito del quinto año del gobierno, o primero de la actual administración, ni siquiera asoma competencia a temer. Y eso en el PLD, pero igual en las demás entidades políticas. David Collado figura, pero no en condiciones de dejar atrás a Luis Abinader o a Hipólito Mejía. Faride Raful asoma, pero menos que una crisálida. Entre los verdes Ricardo Nieves, pero como hoja desprendida, de esas que pierden color, caen al suelo y el viento barre. Si difícil se hace en los partidos, más en los alrededores. Los outsiders caen en tierra, pero el terreno malo o la falta de agua pierden la semilla. El sistema tiene sus retenes y no los deja pasar…

NO QUEDA OTRA.- Así que esa es la situación. Los partidos no tienen todo el tiempo que quisieran, pues tienen pendientes tareas inmensas. Muchos tendrán que acortar o brincar para acercarse a una meta que no puede garantizarse segura. Los aspirantes nuevos estarían en peores condiciones, pues la falta de espacio los ahoga. Hay que suponer lo que sería si se llevan de las voces que llaman a prudencia y consideran inapropiado el arranque o inicio de campaña. A estos conviene ir sacando una mano, después un pie, y poco a poco el cuerpo. Los carros viejos se suben por la calzada y se llevan de encuentro a cualquiera…Listín Diario