Felipe Payano escogido para la inmortalidad en San Pedro de Macorís

Felipe Payano

SAN PEDRO DE MACORIS.- Cuando deportistas y personalidades de la vida pública de esta ciudad decidieron crear el Salón de la Fama, lo hicieron para reconocer los méritos de sus mejores atletas en el plano nacional e internacional.

Y desde entonces han elevado a la inmortalidad a muchos de sus mejores ciudadanos.

En las primeras seis entregas han inmortalizado a parte de la crema y nata del deporte local. Y en el séptimo Ceremonial del domingo 11 de septiembre no será la excepción.

Ese día San Pedro de Macorís y el país vivirán la inmortalización de uno de sus atletas más excelsos y un gran ciudadano, Felipe Payano, el basquetbolista sobresaliente por lo que hizo dentro de la cancha y también por el sobre nombre de “El Jey”, apodo que lo catapultó como figura pública.

Payano encabezará la exaltación de seis deportistas escogidos por el Comité de Selección que integran los directivos del Salón de la Fama de Deportistas Petromacorisanos, bajó la dirección principal del ingeniero Juan Eric Yermenos.

“Con Payano concluimos el proceso de selección y al escoger a seis destacados ciudadanos y mejores deportistas de una terna bien numerosa y con muchos méritos que fue evaluada para tales fines”, informó Yermenos.

Anterior a Payano habían sido escogidos los ex peloteros profesionales José Offerman y Carlos Juan Bernhardht, la ex pesista Eridania Segura Connor, el ajedrecista Marcelo Carrión Bobadilla y el judoca Juan Chalas.

Serán inmortalizados en el Ceremonial que comenzará a las 11:00 de la mañana en el Salón Don Francisco Comarazamy, de la Alcaldía Municipal.

Payano nació en 1960 y está casado con la señora Migdalia Alberto, con quien procreó a Wilmer Felipe, ex selección nacional de esgrima, Stephanie y Ámbar.

Inició su carrera en esta ciudad participando en los deportes de béisbol, taekwondo y baloncesto, última disciplina en la que se convertiría en un prominente miembro de la selección nacional superior. Estuvo a punto de ser firmado para el profesionalismo en béisbol.

Como miembro del equipo nacional participó en Centro Basket 89, el Premundial de este mismo año y los Centroamericanos y del Caribe de México 90, entre otros eventos importantes oficiales y propios de su disciplina.

El delantero de 6’6 de estatura y 190 libras fue escogido Atleta del Año en baloncesto por el Comité Olímpico Dominicano y por la Asociación de Cronistas Deportivos de Santo Domingo en los años 1989 y 1990.

Reforzó internacionalmente en la Liga de San Salvador, donde estableció un récord de 55 puntos en un partido y en Ecuador, donde fue escogido Jugador Más Valioso. En San Pedro de Macorís participó con los clubes Centro, Retiro 23, Evangelina Rodríguez, Universidad Central del Este, y en el torneo distrital con Arroyo Hondo, Fénix de Arroyo Hondo, Los Prados y Los Mina. Mientras que en Santiago lo hizo con Semeji, GUG y Pueblo Nuevo, promediando 23.0 por juego y 8.9 rebotes en su paso por la liga, registros que lo mantienen como uno de los mejores refuerzos que ha jugado en ese circuito.

Con la selección nacional ganó un partido contra el equipo Olímpico de los Estados Unidos en la Copa de las Américas, siendo un pilar encestando y capturando rebotes importantes en momentos claves del encuentro.

Jey se retiró en el año 1994 al sufrir una fractura en la rodilla izquierda. Su retiro oficial se produjo la tarde del 23 de julio de 1995 durante el medio tiempo de un partido entre Los Prados y Los Mina que los primeros ganaron 82-67. La directiva pradense retiró el número 6 que usó con esa franquicia y la mayoría de los equipos que representó.

Sus registros en el basket superior fueron los siguientes. Jugó 158 partidos, estuvo 3,832 minutos en cancha, otorgó 77 asistencias, capturó 740 rebotes, logró un altísimo 58.3% de campo, al convertir 814 tiros en 1,394 intentos, terminó con 74% en lances libres (de 551-412) y anotó 2,011 puntos, para promedio de 12.7 por juego. Payano fue líder en rebotes en 1992 con 7.7, comandó el torneo en porcentajes de campo con 67.9 y 65.2 en 1985 y el 87, respectivamente.

Jugó con San Lázaro (1982), Arroyo Hondo (1983-1986), Los Mina (1987), Arroyo Hondo (1989-1992), Los Prados (1994) y ganó título de campeón en 1983, 1990 y 1994. Ayudó al Club Centro de su provincia a ser campeón del Torneo Nacional de Baloncesto en el 1990.

Por dos campañas promedió más de 20 puntos por encuentro en la época dorada del baloncesto distrital y en tres torneos diferentes fue escogido como miembro del Quinteto Todos Estrellas. Es parte de sólo dos parejas en la historia del torneo capitalino que han finalizado primero y segundo de la liga en anotación, hazaña lograda junto a Vinicio Muñoz, con Arroyo Hondo, en 1989.

Figura pública

Tras su paso por las canchas, Payano fue viceministro de Deportes en el año 1996-2000 y desde esa posición inició una cruzada de apoyo para dignificar la vida de los atletas, siendo creador y propulsor del Programa de Apoyo a los Atletas de Alto Rendimiento, Nuevos Valores e Inmortales del Deporte (Parni), programa que ha marcado un antes y un después del deporte nacional en cuanto al apoyo a los deportistas y entrenadores. Es además un profesional en el área de Mercadeo y Bienes Raíces, fundador de la Inmobiliaria Jey Payano, en el 2001.

Luego fue designado Secretario de Deportes (hoy Ministerio) y ocupó el cargo desde el 2004 al 2012, siendo el único que ha estado dos períodos seguidos al frente de la cartera que rige el deporte estatal. Es a partir de su llegada al hoy Ministerio que se le asigna un salario a los atletas, a través del Parni, clasificándolos por categoría.

Es miembro del Comité Central del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) y actual Secretario de Deportes de esta organización política.

A través del Parni, Payano dotó de seguro médico y de vida a los atletas, entrenadores (incluyendo reajuste de salario a los técnicos), estableció los premios e incentivos por medallas en Juegos Centroamericanos, Panamericanos, Mundiales y Olímpicos, otorgando incentivos millonarios a ganadores de medallas de oro, plata y bronce; así como facilidades en el ámbito académico para ayudar a los atletas a convertirse en profesionales. Firmó acuerdos importantes con el Ministerio de Deportes de España, el Gobierno de Cuba, de México, Japón, Taiwán y Venezuela, entre otros

En la administración de Payano, organizo los Juegos Deportivos Monte Plata 2006 y desde el Estado impulso la instalación de pistas de atletismo de material sintético en el interior del país, siendo la de Monte Plata la primera de este tipo y donde se corrió en pista sintética por primera vez en Juegos Nacionales. Fue miembro del Comité Ejecutivo de los Juegos Panamericanos Santo Domingo 2003, presidente del Comité Organizador del Mundial de Pesas del 2006 celebrado en el país.

Culminó su gestión al frente del Ministerio de Deportes en el 2012 dejándole como legado al país el Museo del Deporte Dominicano, el Pabellón de Esgrima, el Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano y el Panteón de los Inmortales y Ex Glorias del Deporte, además de disponer la construcción del Edificio que hoy alberga las Oficinas del Ministerio de Deportes, así como el Pabellón de Pesas de San Pedro de Macorís, entre otras tantas obras edificadas en todo el país.

Durante su gestión mantuvo una relación armoniosa y de respeto con todos los sectores del deporte nacional.

Fue el fundador y primer presidente de la Federación Dominica de Esgrima y vicepresidente fundador de la Federación Dominicana de Balonmano. Payano ha recibido numerosas condecoraciones por sus servicios ejemplares y desempeños sobresalientes en el Deporte, como lo hicieron el Senado de Puerto Rico y las Alcaldías de las ciudades de Nueva York, Miami, Providence, Lawrence, Nueva Jersey y Boston, por impulsar y apoyar los Juegos Patrióticos a favor de la comunidad dominicana en los Estados Unidos.

Es miembro de honor del Pabellón de la Fama del Deporte Dominicano, fue reconocido por la Federación Mundial de Levantamiento de Pesas, así como por la Federación Mundial de Boxeo y de Judo, respectivamente.

Además, recibió homenajes de todas las Instituciones del deporte nacional, como el Comité Olímpico Dominica (COD) y Federaciones Deportivas, entre otros. Recibió la distinción al dedicársele una versión de los Juegos Deportivos Militares de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional, por su permanente apoyo al evento.

Fue Condecorado por el Poder Ejecutivo en el año 2004 por el Presidente de la República, ingeniero Hipólito Mejía, por sus servicios ejemplares y el desempeño sobresaliente en el Trabajo, las Artes y la Ciencia. Igualmente, recibió la condecoración con la Orden al Mérito de Duarte, Sánchez y Mella, en el grado de Gran Caballero, por el doctor Leonel Fernández, en el año 2012.