Dominicana cae en baloncesto ante Brasil; disputará el bronce

Dominicana cae en baloncestoTORONTO. La selección de Brasil jugó con fuego al reservar energías para la gran final de los Panamericanos de mañana pero finalmente la jugada le salió bien tras vencer, con más apuros de los previstos, a República Dominicana por 68-62.

Vitor Benite, una vez más, fue el mejor del partido con 18 puntos y 5 rebotes. Fue el brasileño que más tiempo permaneció en pista con 30 minutos, mientras que hombres como Meindl, Batista y Hettsheimeir rondaron los 20 minutos.

En su contrincante destacó James Stokley con 15 tantos y 4 rebotes.

Conscientes de la superioridad y la calidad de su rival, el bloque caribeño apostó por la única fórmula capaz de equilibrar un duelo a priori desigual: morir en defensa. Y así fue durante un primer cuarto donde los de José Mercedes negaron cualquier tiros fácil a Brasil.

Los de Rubén Magnano, no obstante, navegaban por el choque con cierta facilidad gracias a su superioridad en el rebote (12-5 en el primer cuarto). Dominicana soplaba en la nuca a su rival (23-22) tras una canasta de José Acosta, que justo se lesionó en esa misma jugada.

Aquello dio origen a un parcial de 8-0 firmado por Benite y Augusto Lima (31-22) que parecía poner en control de la situación a la “canarinha”, pero Dominicana, lejos de decir adiós a sus opciones, salió con energías renovadas en el tercer cuarto y se puso por delante (37-38) tras tiros libres de Edward Santana y, de nuevo, con un triple de Stokley (43-45).

Brasil, desordenado y sin el acierto de días previos, se encomendó a Benite para salvar la papeleta ya que el marcador reflejaba un 50-50 a falta de un cuarto por un triple sobre la bocina del joven base Andrés Feliz.

Magnano, que durante el partido dio bastante descanso a sus titulares, mantuvo ese planteamiento aunque con la presencia de Benite y Lima, que impidieron la campanada que se empezaba a barruntar en el Centro Atlético Ryerson.

Con 60-60 a falta de dos minutos, Lima se erigió en el faro de los suyos asumiendo galones en ataque, a lo que sumar la contribución de Benite desde la personal y una penetración de Larry Taylor tras robo de balón.