BookTube: Cuando la tecnología y la literatura se unen para incentivar la literatura

SANTO DOMINGO. Cultura y redes sociales son dos conceptos que para muchos son discrepantes, pero que a través del denominado “BookTube”, una iniciativa que, como dice el vocablo combina las palabras “book” (libro en inglés) y “tube” (de YouTube), el español Sebastián García Mouret ha demostrado que es la mejor vía para incentivar la lectura entre los jóvenes.

“Un canal de BookTube es un canal de YouTube que todos conocemos, soy un YouTube, pero especializado en libros, del mismo modo que existen canales de ‘Gamesplayers’ o los famosos ‘gamers’, también existe gente que se divierte con los libros y que quiere compartir sus vivencias literaria”, dijo en entrevista , el joven de 21 años, quien tiene habilitado el canal ‘El coleccionista de mundos’, y que vino al país para participar en el primer encuentro de booktubers que organiza la vicepresidencia de la República Dominicana.

“Aunque puedan parecer de cosas diferentes, tecnología y literatura, realmente no lo son. Fui una persona criada con acceso a todo tipo de tecnologías, y tenía una inquietud audiovisual muy fuerte y también seguía leyendo, entonces decidí fusionarlo, porque me gustaba grabar, editar, el mundo de las redes sociales y por supuesto los libros, entonces me lancé a crear mi propio blog literario y realmente lo que descubrí fue que en internet había muchísima más gente que al igual que yo es apasionada por los libros y decidí utilizar la tecnología como puente, pero el enfoque o el eje principal de nuestras conversaciones, siempre eran los libros”, habló con la pasión que caracteriza a las personas que se desarrollan en lo que les gusta.

Pero, ¿qué se necesita para ser un ‘booktuber’ profesional? No mucho; según el también escritor, quien trabaja además como lector editorial para Penguin Random House y crea contenidos audiovisuales en otros tres canales de YouTube SebasGMouret, ConSebas y Rocho das ideas, sólo se necesita “una cámara, un dispositivo por el que puedas grabarte, abrir un canal de YouTube y luego mucha pasión por los libros, porque al final si hacemos todo esto, es por la literatura y porque nos encanta la literatura, porque si no habría otras maneras de hacerse famosos en YouTube”

“Hablar de libros es algo esencial porque crea un sentimiento de unidad, de una conversación, de un diálogo. Porque muchas veces terminamos de leer un libro y no tenemos con quien hablarlo, y gracias a estas iniciativas de comunidad, a los blogs y a los foros que hay en internet podemos conocer a gente que hay en todo el mundo, con la que compartir todas nuestras experiencias lectoras y de esa manera, no sentirnos tan solos en un hábito que es a veces un tanto solitario como es la lectura”, estimó el periodista.

“Podemos utilizar la tecnología como un aliado para que los jóvenes descubran que los libros también son algo divertido y que pueden pasárselo muy bien”, señaló.

Al momento de seleccionar un libro, aseguró que “hay muchas cosas que me pueden llamar a la atención, desde una buena sinopsis que te deje intrigado hasta una buena portada, o que yo ya conozca al autor o autora e incluso que me una persona cercana a mí, me haga una recomendación, y creo que es necesario que los lectores estén abiertos a que un libro le llegue de cualquier lado, incluso por la recomendación de un profesor”, sentenció.

“Uno de mis principales objetivos es llamar a la atención a las personas a que lean, porque todos somos potenciales lectores, tal vez no hayamos encontrado ese libro, esa historia que nos apasione bien, muchas veces nos vemos condicionados por esa cultura que nos han arraigado de que leer es aburrido, que es un deber, pero aquellos que son capaces de desaprender todo eso y lanzarse por un libro por primera vez pueden descubrir mundos extraordinarios, y eso es lo que estoy haciendo en la República Dominicana, intentar transmitir toda esa pasión que yo siento por los libros a través de la comunidad de BookTube para que todo el mundo lo sienta”, aseguró.

Aunque no se considera crítico de cine, también ha incursionado en esta área, pero se enfoca en las películas que son adaptaciones de libros. “Además de libros, hablo en mi canal de todo lo que esté relacionado con el mundo literario, adaptaciones de libros a películas o entrevistas a escritores. La literatura se retroalimenta de muchas artes, y por supuesto del cine también, entonces me gusta hablar de mis vivencias literarias sean cuales sean”

Continuó: “lo importante es que al final los libros creen lazos y relaciones entre personas”.
¿Cómo nace su amor por los libros?

Estima que aunque su familia está compuesta por amantes de los libros, estimó que su amor surgió de forma espontánea al tener contacto con historias que realmente le atraparon.

“Cuando era pequeño, mis padres intentaron inculcarme el hábito de lectura, en mi casa había muchos libros, sin embargo, no fue hasta que me dejaron escoger a mí las lecturas, entonces aunque la presencia de lectores en mi familia y de libros en mi casa ayudó mucho, no fue hasta que yo mismo me adentré a adentrarme en historias y desde ahí no pude soltarlo”, aseguró.

¿Su afición por libros le alejó de sus amigos?

No a todos les interesa compartir con una persona que literalmente viva por los libros, sin embargo, pese a alejarlos de sus amigos, esto ayudó a incentivar en ellos el gusto por la lectura.

“Yo creía que a ninguno de ellos les interesaba la lectura, de hecho ingresé a internet para encontrar a personas que al igual que a mí le gustase, pero me di cuenta de que sí les gusta, a lo mejor en distintas formas, como comics, novelas de ensayos o los audiolibros, al igual hay muchas maneras de consumir libros. Me gustó mucho que la gente, mis amigos en particular, conociesen esa faceta de mí. Algunos ni siquiera sabían que yo leía, porque me daba reparos decir que era lector”, sentenció.

Libro digital o impreso

Aunque la respuesta pudiera ser lógica por el tipo de profesión que realiza, el booktuber estima que no hay nada que tener un libro impreso en las manos, “estoy en desacuerdo con los que dicen que la tecnología poco a poco va a eliminar el papel, creo que sufrimos una fiebre con el surgimiento del libro digital, pensando que jamás se iba a imprimir un libro en papel, creo que rápidamente nos hemos dado cuenta que la lectura en físico tiene un carácter romántico que no nos ha dejado del todo”.

“De hecho, -continúa su argumento- los sigue gustando bastante eso de comprar un libro, ojearlo, incluso olerlo, entonces, yo prefiero el papel, pero sé que en mi caso es porque me paso el día entero rodeado de pantallas, y cuando me pongo a leer, prefiero no tener otra pantalla delante, pero aquellas personas que prefieren el digital porque les ayuda de alguna manera, en almacenamiento, en precio, en practicidad, porque lo pueden ir leyendo en cualquier parte, que lo utilicen, creo que todo suma”.

BookTube: Cuando la tecnología y la literatura se unen para incentivar la literatura
Booktubers en República Dominicana y América Latina

Aunque es más popular en países como Estados Unidos, Canadá y Europa, lo cierto es que es un movimiento que cada vez toma más popularidad en países de América Latina, y que ha entrado con fuerza en nuestro país.

“Hay booktubers en Argentina, Perú, México y también en República Dominicana, hay gente que consume de una forma un tanto secreta, pero creo que es importante que haya booktubers, porque al final son jóvenes que están hablando de literatura”, estimó.

De hecho, que se encuentre en el país es un reflejo del interés que existe por el desarrollo de esta área, la Vicepresidencia de la República Dominicana le invitó para promover la lectura y esta forma de promoverla, para lograr que más jóvenes vean la literatura como algo divertida.

Finalmente, recomienda que si al momento de leer un libro no les gusta, lo dejen, porque la lectura debe ser divertida y placentera y no un sacrificio.

“Siempre estamos forzándonos a leer el libro hasta al final aunque desde el principio no nos llame, la literatura no está para sufrirla está para disfrutarla”, concluyó.

Tomado de Diario Libre